• Argentina Libros - Oliverio Girondo, la pampa bonaerense, Dolores y la poesía

    Esta obra de triple autoría nos lleva a uno de los firmantes,  Juan Carlos Pirali, poeta, escritor e historiador de la Ciudad de Dolores, Provincia de Buenos Aires, Argentina.  Desde allí nos remite la nota publicada en Letralia, Tierra de letras,  originada en Caguas, Venezuela. Esta es la nota:

    `Tras las huellas de Girondo´ Propiedad económica, propiedad intelectual. Publican investigación sobre el campo en la poesía de Oliverio Girondo

    Por algo más de una década, hasta 1961, Oliverio Girondo (1891-1967) se dedicó a una actividad que, según se señala en la necrológica aparecida el 25 de enero de 1967 en el diario La Nación, silenciaba ante sus amistades: “Se sabía —él no lo decía— que era estanciero, o que había heredado esa condición económica de sus antepasados. Pero no entendía nada de estancias”. En ese periodo viajó regularmente a Dolores (Buenos Aires) para hacerse cargo de los campos que había heredado, en la zona denominada Montes del Tordillo. En 1946 había publicado Campo nuestro, un libro que la crítica ha considerado “anómalo”, aunque en 1950 insistió en la temática telúrica al publicar en La Nación “Versos al campo”.

    Tras las huellas de Girondo (De muertos y revivos yoes), una investigación de Verónica Meo Laos, Juan Carlos Pirali y Gabriela Urrutibehety, recientemente publicada en Argentina por el sello Imago Mundi, busca reconstruir las huellas de una dialéctica silenciosa y silenciada: el campo que construye Girondo y el Girondo que se construye en el campo. Silenciosa y silenciada, porque en ninguno de los dos polos la presencia del otro se exterioriza: el campo es una construcción casi metafísica en Campo nuestro; Girondo es estanciero “pero él no lo decía”. El campo situado —miles de hectáreas— se diluye en los versos de Campo nuestro y “Versos al campo”; la presencia de Girondo en Montes del Tordillo es un recuerdo difuso, afincado en la toponimia popular.

    El libro que proponen Meo Laos, Juan Carlos Pirali y Urrutibehety se mueve en una confluencia metodológica, fruto de la perspectiva bipolar desde la que se construye. Por una parte, el aparato crítico literario que permite indagar en Campo nuestro (1946) y “Versos al campo” (1950). Y, por el otro, la voz de quienes lo conocieron en la zona, para conocer la persistencia de la huella de Girondo en los pobladores del Monte.
    Para los autores, “seguir las huellas de Girondo en los Montes y las huellas de los Montes en Girondo se postula como un proceso que involucra momentos de búsqueda, de desocultamiento, de reunión y de construcción. Búsqueda que proviene de dos certezas en torno a una firma, una signatura: una importante porción de unas 6.000 hectáreas de tierra en el Monte del Tordillo existían bajo el certificado de propiedad de Oliverio Girondo y su familia; un largo poema llamado Campo nuestro existe bajo la autoría de Oliverio Girondo. Propiedad económica, propiedad intelectual: la propiedad se afirma en los rastros del documento, del trazo sobre la hoja de papel, en la discursividad múltiple que constituye la manifestación de —entre otras cosas— personalidades”.

    Tras las huellas de Girondo recoge el resultado de una investigación llevada adelante con una beca del Fondo Nacional de las Artes de Argentina.

    Fuente: Imago Mundi

    Argentina al Mundo difundiendo la literatura de las provincias argentinas

    Compartir en

    Lista de comentarios

    El pulpero23/01/2012 15:04:23

    FELICITO A LOS AUTORES Y ESPECIALMENTE AL AMIGO JUAN CARLOS PIRALI, ME DIRAN COMO PUEDO OBTENER UN EJEMPLAR AQUI EN MAR DEL PLATA, SI HAY ALGUN DISTRIUIDOR EN ESTA CIUDAD.-
    UN ABRAZO!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    1

    Escribe un comentario

    Nombre (requerido)
    Email (requerido, no será publicado)
    Recordar los datos en este equipo
    Protección de datos