• En Pergamino, tierra natal de Yupanqui, Sebastián Domínguez glosa su obra y aporte al folklore argentino

    Sebastián Domínguez acompaña a Arturo Zeballos en el acto de presentación del Tercer Volúmen del libro de partituras de la obra completa para guitarra sola de Atahualpa Yupanqui, el sábado 29 de octubre 2011 en la Biblioteca Pública Municipal de la Ciudad de Pergamino. Nuestros colegas del Semanario "La Opinión" de esta ciudad del norte de la Provincia de Buenos Aires, Argentina.

    Bajo el título de “Yupanqui es un autor único e inconfundible” así lo presenta el periodista pergaminense Hernán García, a quién agradecemos desde España el poder reeditar este muy interesante trabajo:

    "El periodista y conductor de radio habla sobre el legado de la obra yupanquiana y destacó el apoyo del Fondo Cultural de Pergamino sobre los trabajos del guitarrista Arturo Zeballos en relación a los libros de partituras del “padre del folklore argentino”

    Sebastián Domínguez es un prestigioso confe­rencista, músico, periodista, creador y conduc­tor del programa “De Segovia a Yupanqui”, que se emite los domingos a las 18 hs. por FM 96.7 (Radio Nacional Clásica) que, por esta actividad, ha sido premiado y distinguido en me­dios y organismos nacionales e internacionales.

    Auspiciado por la Cancillería Argentina, ha reali­zado la labor periodística musi­cal en Alemania, Francia, España, Suecia, Noruega, Finlandia y Rusia. EL TIEMPO de Pergamino, Argentina, conversó con el profesor Domínguez, un gran conocedor sobre la obra y la música yupanquiana, sobre los trabajos presentados por el maestro Arturo Zeballos y lo que significó para su vida profesio­nal, el haber conocido al “padre del folklore argentino”
     

    Portada del Libro 3 de Obras para Guitarra de Atahualpa Yupanqui. Transcripción al pentagrama del guitarrista argentino Arturo Zeballos, nacido como Don Ata en Pergamino, Provincia de Buenos Aires¿Cuál es su opinión sobre los tres libros que Arturo Zeballos ha presentado en sociedad, sobre las partituras de Atahualpa Yupanqui?

    Cuando recibí el ofrecimiento del maestro Arturo Zeballos para escribir los prólogos de sus libros, sentí una profunda emoción. Emoción justificada porque se abría un nuevo horizonte en el inmenso y rico mundo cultural yupanquiano. Este trabajo de recopilación, digitación y trans­cripción realizada por Arturo, de manera integral y no aislada, nos coloca ante el mundo del arte guitarrístico y de toda la cultura nacional en un primer plano internacional.

    Ante este hecho, muy alen­tador, es meritorio destacar también la atención que brinda el Fondo de Promoción Cultural y Preservación del Patrimonio de la Municipalidad de esta ciudad de Pergamino para revertir este hecho ingrato en la vida de su hijo dilecto.

    ¿De qué manera lo marcó desde el punto de vista musical y personal el haber conocido a esta figura tan importante de nuestra música?.

    Rescato las palabras de alguien que dijo: “Yupanqui es un gran maestro que no necesita de tiza y pizarrón para dejarnos grandes enseñanzas”. Sólo basta silencio, respeto y aguda aten­ción para descubrir a este artista que es un inmenso manantial de sabiduría y talento creador. No es una autor más, es único e inconfundible. En él no hay imitación y es por ello que cabe recordar la frase “el estilo es el hombre”.

    ¿Considera que en el país, fundamentalmente en nuestro medio, se le brindan los home­najes necesarios o aún estamos en deuda?.

    Pergamino su ha puesto en estos últimos años en un ejemplo y en revertir la vieja frase “nadie es profeta en su tierra”. Por suerte el maestro fue homenajeado en esta, su ciudad, con su presencia y actualmente con el valioso apoyo a estas ediciones guitarristicas. Cultura de la Nación dio su amplio apoyo para el centena­rio de su nacimiento durante la temporada 2008. Todo esto ha sido bueno. Lo que haría falta es extenderlo hacia los centros educativos primarios y secun­darios incorporando su obra a los programas de estudios. Se hace en algunas escuelas pero en forma personal de algunos docentes y no como programa oficial en todo el ámbito nacional. Creo que esto sería un buen plan cultural a tener en cuenta porque empieza en la verdadera raíz para luego cifrar esperanzas en su posible proyección. También deberían prestar un poco más de atención las Direcciones de Cultura de los municipios de todo el país.

    Compromiso inalterable con el arte

    De lo que pudo investigar sobre la vida y obra de Yupanqui, ¿cuál fue el hecho o la anécdota que más le impresionó?

    Lo que más me atrae y apasiona de Yupanqui es su compromiso inalterable con la elección de vida artística que hizo prácticamente desde su adolescencia. Un día le pregunté mientras merendábamos en su casa junto a Nenette: ¿qué significa “ser Yupanqui?. Con respuesta rápida y contundente me contestó abriendo bien grandes sus ojos: “haber dejado mi vida”.

    Las renuncias que soportó Ata­hualpa para llevar adelante su causa y su obra son sólo para hombre de grandes temples y destinos. La pobreza, las persecuciones, el destierro, la incomprensión, no lo apartaron del camino. Su prédica por la conservación de nuestros valores, la defensa de nuestras tradiciones y el respeto a nuestra identidad lo convierte en uno de los más fervientes defensores y difusores. Si queda alguna duda, recordemos como anécdota su copla escrita en la cárcel de Devoto: “Por duro que me golpeen / no conseguirán doblegarme/yo tengo el cuerpo en la celda / y el corazón en la calle”

     Argentina al Mundo
    con las figuras del folklore argentinos, recorriendo sus provincias

    Compartir en

    Lista de comentarios

    Escribe un comentario

    Nombre (requerido)
    Email (requerido, no será publicado)
    Recordar los datos en este equipo
    Protección de datos